jueves, 23 de julio de 2020

Jorge Nieto: 25 años en ofrenda permanente.

     Me costó trabajo encontrar algunas fotos en el maremagnum de archivos que he ido acrecentando con mi afición a la fotografía. Sin embargo, no me costó ningún esfuerzo recordar el ambiente que se respiraba escuchando esas precisas homilías de Jorge en el fresquito atardecer veraniego, en la urbanización Salomar 2000. Tan solo pretendía captar algo de esa atmósfera, haciendo uso de la poca luz que quedaba y sin dar la nota moviéndome de mi sitio: familias enteras, vecinos, amigos... todos nos dábamos cita para terminar la semana cumpliendo el precepto dominical.



     Podríamos decir que pertenezco a esa clase de “feligrés estival” que se deja caer por Salobreña con la frecuencia anual que marcan las vacaciones. Y este año, como tantos, esperaba ya las misas del padre Jorge con esa alegría que genera, no sólo el encuentro con alguien querido, sino también el ardor interior motivado por sus palabras y temple. Y es que, el carácter afable y cercano de Jorge ha ido dejando a lo largo de los años un firme poso de continuidad, como cuando las cosas no solo se “hacen”, sino que “nacen”.
     Ojo. En esta percepción no solamente me dejo llevar por las sensaciones del trato personal, siempre precedido de la amabilidad y cariño verdaderos, pues alguno podría decir que un cura no sólo debe ser bálsamo, sino también guía, llamada, pastoreo...  Y he aquí que sin duda puedo también dar testimonio del prisma de su vocación, que a mi entender refleja vivamente, nada más y nada menos, que el carácter misericordioso de ese Dios que Jorge tan bien conoce. Claro, los matices de algo tan peculiar como una vocación sacerdotal, no se captan a la primera de cambio, pero tampoco es difícil  percibir esos dones si se tiene un poquito de sensibilidad. Nada mejor para ello que recibir algún sacramento de tan bellas manos, especialmente el de la confesión, en el cual la Gracia divina opera a través de la riqueza personal del sacerdote. Es entonces cuando los diálogos, la distensión motivada por ese “querer estar cerca”, trabajan a una, ofreciendo con ello consuelo y abrazo paternales a los corazones arrepentidos. Yo mismo fui uno de esos agraciados...
     Y añado algo más para no confundir, para que no haya quien piense que este punto de vista sólo procede de una sensiblería desbordada por mi parte. Volviendo a esas ricas homilías que antes mencionaba, siempre he encontrado por parte de Jorge un mensaje claro, coherente, transparente y directo; siempre  maniobrando hábil con la piedra angular que pretende hacernos despertar a una idea clave: Dios se refleja en el prójimo, y no podemos construir una relación sana con Él que no parta del trato generoso con nuestro hermano. Teoría y práctica bien definidas; no podemos decir entonces que le falte a Jorge el carácter profético. 


    Y así, con bella constancia, con la necesaria fidelidad a su ministerio, han llegado los 25 años. Creo que debemos ser próximos en edad, ya algo pasaditos los 40, momento perfecto para hacer balance: conscientes de la plenitud de facultades, pero sabiendo que las cosas no están para dejarse caer de brazos.
      Como feligrés peregrino, no he podido lógicamente vivir sus tareas pastorales en el seno de la comunidad parroquial de Salobreña, pero seguro que los tranquilos parroquianos de este bello pueblo costero podrán añadir mucho en su favor. Y es que creo que este es momento de reconocimiento, de agradecimiento, y sobre todo, de devolver a Jorge un poquito de lo que nos ha ido ofreciendo a todos. Recibe pues nuestro pequeño homenaje como un regalo, seguros de que Jesús también se deleita con los momentos de gozo de Sus muy amados sacerdotes; y tómalo como un consuelo colmado de cariño que venga a sanar un poquito esos difíciles momentos que, sin duda,  también han existido en tu peregrinar al servicio de Dios y de los hombres. 
     Tu ofrenda fiel ha movido montañas, y aunque no es aquí donde se desvelarán los frutos, desde luego... buenas pistas has ido dejando por el camino. 




    Gracias, de corazón Jorge. Y ahora...  ¡a por las bodas de oro!

miércoles, 13 de mayo de 2020

Un 13 de mayo...




     Ya he tenido varias circunstancias especialmente significativas en un 13 de mayo (hoy sin ir mas lejos), pero no toca hablar de mí, sino de María, que se manifestó en Fátima un día como hoy.
     ¿Aquello fue real? ¿Quedan registros escritos fiables, testimonios de calidad? ¿Es cierto que el milagro del sol fue visto por miles de personas, incluso fue fotografiado? ¿Se hizo eco la prensa de aquel fenómeno a nivel incluso internacional?
     Escuché hoy mismo una breve charla donde se ponen de manifiesto los acontecimientos históricos que se vinculan directamente con las palabras de María en aquellas apariciones, y que tuvieron consecuencias en todo el mundo. Creo que lo mejor es, directamente, darle al play... y que cada uno saque sus propias conclusiones....




viernes, 10 de abril de 2020

Lavatorio de los pies.

     Al ser esta Semana Santa la más diferente y atípica que uno pudiera imaginar, internet y tv son la única manera de mantener una cierta presencia de los actos litúrgicos propios de este día. Y fue así, en el seguimiento de una celebración eucarística trasmitida vía youtube desde Roma, que recordé la participación de mi familia en el Jueves Santo de hace dos años.



La cosa fue así:

     El amigo Antonio Angulo, párroco de Peligros (Granada),  frecuenta nuestra casa con regularidad para tomar algún café y charlar un ratillo. Es amigo desde hace bastantes años, muy cercano y de confianza, y desde hace tiempo nos viene pidiendo nuestra participación en algunos actos litúrgicos y/o parroquiales en tiempo de Semana Santa. Llegadas estas fechas sin embargo lo habitual es que nosotros marchemos los días clave a la localidad de Almuñécar, al estar allí parte de la familia durante estos días. El tiempo de solemnidad que le dedicamos al Señor en el Jueves y Viernes Santo, lo solemos pasar allí, y tan solo en ocasiones estamos de regreso en la parroquia de Peligros para celebrar la Resurrección en la noche del sábado al domingo.
     En aquel 2018, sin embargo, su petición de acompañarle se adelantó unas semanas, y poco tuvo que hacer don Antonio para convencernos. Al ser ya la pequeña Marta un poco más mayor, decidimos acompañarle en la eucaristía del jueves, en la que se llevaría a cabo el lavatorio de los pies. A él le hacía ilusión que la familia al completo le acompañásemos en el altar en esta celebración, y para nosotros sería un honor hacerle el gusto en este día tan emotivo.
    Dispuestas así las cosas, tan solo quedaba hacerse presentes el día indicado, es decir, en la celebración de la tarde del Jueves Santo. Una vez personados allí, tan solo debíamos ocupar nuestros sitios en el altar y participar de la celebración. Preparado todo con sumo detalle, pudimos comprobar el grado de entrega de nuestro querido sacerdote y del competente grupo de fieles que le acompañan habitualmente en las tareas pastorales y de acompañamiento en la parroquia. 
    Para nosotros, fue una experiencia familiar preciosa, aunque hubo algún que otro momento de sana tensión porque, como era de esperar, los pequeños Manolo y Marta acabaron haciendo de las suyas...
    En fin, os dejo con una emotiva fotografía del evento... y aprovechamos la ocasión para dar las gracias a don Antonio por contar con nosotros, y al resto de feligreses de la parroquia que siempre nos acogen con enorme cariño. 





jueves, 5 de septiembre de 2019

Madre Teresa de Calcuta

     Qué curioso....  Muchos ya sabéis de mi otro blog llamado “de música, belleza y Verdad”, en el que voy desgranando las letras de distintas canciones para ponerlas en contexto con esos asuntos de la vida que “nos hacen pensar “. Semanas atrás, tenía bastante avanzada una entrada relacionada con una canción de Fito Paéz, pero los últimos detalles los rematé a la vuelta de vacaciones,  y hace unos días, quedó lista para ser publicada. Por algún motivo no encontraba el momento de lanzarla, y curiosamente anoche todo encajaba para poder darle salida, pero no sé por qué preferí dejarlo para hoy por la mañana. 
   Cuando, sin venir a cuento, he entrado esta mañana en internet para mirar el santoral de hoy, todo ha encajado: hoy celebramos a Santa Teresa de Calcuta, la cual indirectamente, es protagonista de esa publicación que ha tardado tanto en ver la luz... (ver aquí).




    Y entonces, he empezado a vislumbrar lo mucho que me identifico con la madre Teresa, especialmente por aquella debilidad hacia los pobres que experimenté por primera vez hace muchos años; fue un domingo radiante en el que mis padres acogieron en casa a un vagabundo muy mayor para que nos acompañara en el almuerzo, ya sabéis, ese tipo de cosas que nunca se olvidan.
    Luego, con los años, yo tuve mi particular “remake” en unos días entrañables en los que hice amistad con Beny, un alemán errante, bastante enfermo el pobre, y con una vida increíble a sus espaldas... pero eso ya es otra historia...


Foto Manolo dj

     Hoy madre Teresa nos recuerda, simplemente, que Cristo está en los pobres, en los desamparados, en los moribundos... y ya sabéis lo que Él dijo: “Lo que hicisteis con estos, a Mí me lo hicisteis.”



    

viernes, 28 de junio de 2019

¡ Vivan los novios !





    Dicen que hoy en día  la gente ya no se casa. También decimos apesumbrados que hacen falta testimonios, que el mundo está muy mal... pero... ¿no será que nos falta elevar un poquito la mirada?
 
     El pasado sábado Antonio y Marian hicieron lo contrario a lo que marcan las frías estadísticas. Desoyendo  modas y hábitos que arraigan con fuerza en estos tiempos, ellos dijeron SÍ QUIERO. Y lo hicieron “a la antigua”, bajo la fórmula del Matrimonio católico al que hoy apenas se le tiene en cuenta, ni siquiera por la tradición heredada de los padres.
     Antonio y Marian llegaron a la preciosa capilla del Monasterio de la Cartuja cargados de ilusión y con los sentidos puestos en todos los detalles de aquel día tan especial. La ceremonia fue oficiada por un sacerdote de esos que te dejan prendado, no obstante Pedro López Calvo es amigo de la familia desde hace muchos años. También don Antonio García Angulo, muy cercano a los contrayentes y sus familiares, los preparó convenientemente en los cursillos prematrimoniales, y tener a tu lado a curas tan cercanos es toda una garantía.
      Pero eso por sí sólo no basta. Esta pareja enamorada puso sobre todo convicción, decisión, la asunción responsable del compromiso que se contrae entre ellos mismos y ante Dios, con los familiares y amigos como testigos. Y esta actitud se hizo evidente en la mirada de Antonio al ver llegar a la novia, en la sonrisa de Marian al detenerse a la altura de su “casi” esposo, y en los timbres de sus voces al pronunciar las palabras de la ceremonia. Fueron muchos los gestos en los que se percibía el vibrato de un alma que sabe que pisa terreno sagrado y que sabe que ahí, en la Iglesia que le dio el bautismo, va a dar un paso decisivo en el amor. 
     Hoy los felices esposos disfrutan de su luna de miel, mientras familiares y amigos regresan a la normalidad de sus días. Ellos también regresarán y tomarán posesión de su hogar, y comenzarán su andadura juntos por las sendas que marque el destino, pero parten con la mejor de las garantías: la de saberse comprometidos mutuamente. Sus voluntades han optado por atarse, por vincularse inseparables ante todo lo que tengan que afrontar, pues la vida ordinaria irá llenando los días de certezas absolutas que la gente pronto se encarga de anunciar, como si ellos no supieran ya que las dificultades son parte del camino...
      Animo a los nostálgicos del mundo perfecto a que se olviden de utipías ñoñas que esconden cobardía. Por el contrario, animo a quien quiera seguridades robustas a que se armen de valentía en dar pasos como éste que han dado ellos; pasos que también considero válidos en el matrimonio civil, pues suponen anunciar un compromiso entre los cónyuges y ante los demás. Pero sobre todo animo, a quienes tengan la opción de casarse por la Iglesia, a que hagan como Antonio y Marian, quienes no dudaron en abrazar este sacramento que tantas bencidiones reparte...



    Nada bueno llega sin esfuerzo, pero todo puede superarse y fructificar si  construimos la casa sobre terreno firme. Y nada más firme que saberse unidos y acompañados por Aquel que todo lo puede; mediante este sacramento podemos ofrecerle los años venideros, cargados de días sencillos, bajo el beneplácito de Su Divina Voluntad. 
     Enhorabuena pareja. Lo habéis hecho. Ahora, sed felices y dad testimonio.

viernes, 24 de mayo de 2019

70 veces 7: El Dios de la oportunidades.

     



     70 veces 7. La más bella forma de decir "SIEMPRE". Fue lo primero que se me vino a la cabeza tras ver el trailer de "Unplanned", una preciosa película que se ha estrenado recientemente en Estados Unidos con un éxito desbordante a pesar de las trabas de todo tipo con que la productora "Pure Flix" se ha encontrado. "Unplanned", que significa "no planeado" o "inesperado", es toda una crítica al aborto que se ha servido de una preciosa historia real, y que arremete directamente contra la poderosa "Planned Parenthood", la más férrea organización proabortista del mundo.


Mi hija Laura, en una campaña pro-vida que se hizo muy popular en Granada, mi ciudad.


     El trailer, que no contiene directamente escenas sangrientas, es absolutamente conmovedor, y nos pone en la antesala de una de esas películas que tanto tienen que decirnos en estos días. Y es que nada hay tan importante hoy como "movernos del sillón" a quienes decimos estar comprometidos con temas tan graves como éste. 
     Y si algo que saco en claro con sólo haber visto este anticipo, es que nuestro Dios es el Dios de las oportunidades. Abby Johnson, la protagonista, sucumbe ante la evidencia del crimen que es el aborto, tras haber llegado a un puesto alto en una clínica que se llena los bolsillos con este dinero bañado de sangre. Tras su derrumbe, se pone en manos de "Hope" (Esperanza), una organización cristiana que llama a los fieles a orar y actuar para detener estas matanzas consentidas.


La verdadera protagonista, en una narración escrita de su experiencia.


     Y otra cosa se me queda clara: la victoria es de Dios. En medio del mal que misteriosamente Él permite al querer darnos libertad en nuestro actuar, también afloran historias de esperanza, de lucha, de amor, de santidad. Y al final, siempre está su Misericordia para tendernos la mano, para decirnos una y otra vez que la oportunidad está servida, que su perdón es infinito y puede albergar todas nuestras culpas, por grandes que sean.
     En una ocasión escuché con más fuerza que nunca esta palabra, "oportunidad", y fue de la boca de Pedro López, uno de los sacerdotes que más me han acompañado en mi vida y uno de esos amigos que ya son como familia. Y hoy, hay muchos síntomas en la sociedad americana que hablan de nuevas oportunidades de reencontrar la senda, de pararle los pies a estas organizaciones abortistas, de empezar a salir a la calle con nuestra verdad, con menos complejos y menos miedos... 



   
   

    Quíen sabe lo que el mundo está perdiendo con tanto crimen consentido....


miércoles, 21 de febrero de 2018

PIENSA, tienes cabeza.

     Despacio, no devores. No leas esto con las prisas de siempre. PIENSA que las cosas importantes han de arraigar en nosotros, y esto no es un chiste rápido que llega al whatsapp. Tampoco es un guión de Coaching agresivo que, en aras de conseguir un objetivo determinado, pueda considerar al prójimo como una herramienta que usar o desechar.
      Escribí todo esto para mí, reflexionando sobre distintos temas sobre los que debía tomar más control, pero creo que no vendrán mal estas conclusiones a quien pueda leerlo. PIENSA que todos necesitamos de una continua mejora, aún más cuando creemos controlarlo todo. Así que.... pongamos la cabeza a pensar, que para eso la tenemos.

     1. Analízate. Continuamente, Revisa cada una de tus acciones, las pequeños hábitos, las grandes costumbres, todo. PIENSA justo en lo que vas a hacer ahora, y en los siguientes actos que le seguirán, uno a uno, desde que te levantes hasta que vuelvas a tu descanso. Sólo con un continuo análisis podrás empezar a identificar actitudes tomadas a golpe de impulso que revelan un voluntad débil.

    2. Enfréntate a la realidad, no la esquives. No te asustes de lo que vayas descubriendo en este proceso. PIENSA que identificar errores es la única manera de comenzar a superarlos; PIENSA que un solo hábito pernicioso que sea puesto en evidencia y combatido, te va a aportar un beneficio insospechado en términos de eficacia, tiempo y paz. Y PIENSA que esa paz y felicidad es lo único que buscamos continuamente aunque sea por caminos equivocados.

     3. Toma cartas en el asunto. Toma nota de aquello que debas cambiar. PIENSA que si comienzas a buscar a cada enemigo su punto débil estarás haciendo la mejor preparación para la batalla. Y PIENSA que, quieras o no, la batalla hay que librarla... y te va la vida en ello.

    4. Prioriza. Establece escalas de valores. PIENSA que si no estableces criterios de prioridad no podrás planificarte convenientemente. PIENSA que en el mundo hay cosas y personas; las cosas son un medio necesario al que hay que dedicarle lo justo para que generen el sustento, pero lo fundamental son la personas: darnos a ellas es lo que único que nos va a recompensar y hará que nosotros también recibamos. Y cómo no, PIENSA que las personas realmente importantes para ti son el máximo tesoro que puedas tener y debes, inexcusablemente, cuidarlas generosamente y sin escatimar sacrificios.

     5. Planifícate, ordénate. No dejes nada al albedrío o la improvisación. PIENSA que la vida ya te trae de por sí sorpresas y que, para poder darles una buena respuesta a los problemas necesitas orden en las ideas y en las tareas. Utiliza una agenda, en el formato que sea, trabájala convenientemente y sé fiel a las tareas marcadas.

    6. No seas ingenuo, desconfía de todo aquello que huela a fácil o que esté socialmente muy aceptado. PIENSA que, precisamente por no ser verdadero y representar poco esfuerzo estará revestido de éxito, como toda vanagloria hueca y pasajera. Busca y sumérgete en todo aquello que suene a Verdad, aunque cueste, y sigue ese camino sin descanso, pues te llevará indudablemente al conocimiento de todo lo realmente importante.

     7. Déjate ayudar. Asesórate, en cualquier asunto que deba dilucidarse, también en este intento de cambio en tus hábitos. No juegues a ser supermán pues solo no puedes nada. PIENSA que muchos grandes proyectos han quedado en ruína porque su promotor despreció los consejos y ayudas que se le ofrecían. Y PIENSA que sólo la humildad sienta las bases del verdadero éxito.

     8. No concedas sitio al miedo. Válete de tus recursos y el trabajo bien hecho para que todas las situaciones posibles, incluso las desagradables, sean tenidas en cuenta; PIENSA que así tendrás más control sobre todas las variables. PIENSA que a menudo el miedo lo provoca nuestra falta de previsión, y aunque siempre habrá un margen de error y situaciones fortuitas, no habrás dejado que sea la negligencia quien propicie un mal final. También combatirás el miedo disfrutando de la vida, de tu tiempo libre. Cuida tu salud, haz ejercicio. PIENSA que esta vida pasa en un soplo, y son muchas las cosas buenas que te rodean; y aunque no debemos buscar solo lo material, también es muy sano disfrutar de lo bueno, pues todos los niños necesitan distracciones (equilibradas), y no es nada malo eso de volverse niños...

     9. Tómate todo con la debida calma. PIENSA que las prisas no ayudan a tomar decisiones, y en muchos casos precipitan el desastre. PIENSA, además, que todos los actos, los cometidos y los dejados de cometer, tienen consecuencias, así que tómate el tiempo necesario para analizar las distintas opciones que la vida te presente.

    10. Confía plenamente. En primer lugar en ti (siempre y cuando verdaderamente tomes el camino que debes); pero también confía en la gente que te quiere. Y sobre todo confía firmemente en Dios. PIENSA que nada escapa a Su Divina Providencia, y que sólo Él es capaz de sacar bien incluso de situaciones difíciles. Confíale todo y abandónate enteramente a Su Voluntad. Y, si por algún motivo aún no has descubierto a Dios en tu vida, tranquilo; si buscas la Verdad vas a encontrarlo... y mucho  antes de lo que PIENSAS.....

PD: Nadie dijo que poner eso en práctica fuera fácil. Como en todo, hay que poner voluntad...

foto: LUZ © manolo dj, tomado de AMALGAMAexpress